martes, 19 de mayo de 2015

NEW YORK CHEESECAKE FÁCIL


Buenos dias lamineros y lamineras!

Esta semana traigo una receta dulce, la famosisíma New York Cheesecake. La verdad que hay infinidad de versiones de esta tarta, que se fría, que si caliente, que si con nata, que si con leche condensada... la verdad que yo quiero probar a hacerlas todas, si todas todas! jeje pero poquito a poco. 

La versión que os traigo esta vez, es una muy fácil y relativamente rápida, aunque tiene bastante tiempo de cocción, pero eso permite que mientras estemos haciendo otras cosas.

La verdad que es uno de los postres que más suele gustar porque no es extremadamente dulce, y sirve tanto para después de las comidas como para la merienda.

No me enrollo más y os dejo con la preparación y como siempre os digo, probar a hacer la receta y si os apetece podéis comentar vuestras dudas / resultados / etc. tanto aquí en el blog como en el Facebook de Dulces & Sabrosos o  por correo electrónico a dulcesysabrosos@hotmail.com y también podéis encontrarme en Twitter como @DulcesySabrosos y ahora puedes seguirme también en Instagram como dulcesysabrosos.

Ahora si, os dejo con la receta:



INGREDIENTES:


  • 1 paquete de galletas maría (aclaro que, uno de los que salen dentro del paquete grande, no me pongáis todo el paquetón que luego sale para 4 tartas jeje).
  • 80 gr de mantequilla (esta cantidad es orientativa porque depende del tipo de galletas pero yo utilicé esa cantidad, y si os hace falta más o si queréis hacer la tarta un poco más sana, se añade o sustituye la mantequilla por leche, aunque el resultado evidentemente no es el mismo, a mi personalmente me gusta más con mantequilla).
  • 3 huevos (tamaño M).
  • 1 cucharadita de azúcar (si tenéis azúcar avainillado mucho mejor).
  • 300 gr de queso de untar.
  • 200 ml de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa).
  • 150 gr de leche condensada.
  • Mermelada al gusto, aunque yo recomiendo de frutos rojos o fresas (la que utilicé fue mermelada casera de fresa que hice con poca azúcar, porque las de compra llevan demasiado y me gusta el toque ácido que le queda si pone menos cantidad, pero un día subiré la receta no os preocupéis).



*Debo recomendaros que no utilicéis galletas hojaldradas porque además de necesitar más cantidad de mantequilla, no queda con la misma textura que con galletas maría que queda como más compacta y durilla la base.


Lo primero es trocear las galletas y molerlas (si no tenéis picadora no hay problema, yo las triture con la propia batidora), y mientras derretimos la mantequilla al microondas en el modo descongelar (aquí no os indico tiempo pues depende del tamaño de los trozos de la mantequilla o del  microondas en cuestión, eso si, ir vigilando poco a poco), precalentamos el horno a 200º con calor solamente por abajo y llenamos la bandeja del horno con agua.

Cuando la mantequilla esté derretida la mezclamos con la galleta hasta que esté todo bien integrado y en un molde (lo ideal es un molde desmontable pero si no tenéis no hay problema, yo utilicé uno normal, eso si, de unos 23 a 25 cm de diámetro, y lo que hay que hacer es bien sea  desmontable o no, colocar papel de horno en el fondo para que no se pegue al fondo y engrasar los laterales). Para aplanar la galleta yo me ayudo de una cuchara, pero también sirven las manos :)

A continuación se baten los huevos con el azúcar, el queso de untar, la nata y la leche condensada, bien batido (si tenéis varillas mejor, pero si no es así no pasa nada, con una batidora normal sirve) y vertemos la mezcla en el molde, encima de la galleta y lo introducimos al horno. CUIDADO! si utilizáis un molde desmontable deberéis forrar la parte inferior  con papel de aluminio para que no entre agua, por eso yo casi os recomiendo utilizar un molde normal que no haya que forrar y para desmoldar la tarta basta con poner en la base papel de horno. 

Y, bajamos el horno a 180º y horneamos 45 minutos (dependiendo del horno puede variar 5 o 10 minutos, la primera vez ir controlando después de la media hora), cuando pase el tiempo dejamos 15 minutos más pero ahora con calor por arriba y por abajo (lo que si os recomiendo es que pongáis la bandeja en la ranura por debajo de la mitad del horno, es preferible que esté más hacia el fondo que hacia arriba o se os quemará aunque solamente pongamos calor por abajo). Pasado ese tiempo apagamos el horno y retiramos el agua de la bandeja, y volvemos a introducir la tarta dejándola unas 4 horas reposando con el horno apagado.

Después la guardamos en la nevera como 2 horas antes de ponerle la mermelada. Aunque debo deciros que si tenéis prisa podéis sacarla del horno y dejarla reposar a temperatura ambiente y cuando enfríe ponerle la mermelada, pero lo ideal es respetar los tiempos.






Y esta es la receta, con ingredientes y materiales sencillo y fáciles de encontrar por casa, y aunque lleva tiempo, mucho se va en el proceso de horneado que no hay que estar ahí, podemos aprovechar para hacer otras cosas.

Esto es todo, y espero que os haya gustado la receta y de verdad, probarla porque está ¡deliciosa!

Un abrazo!!





jueves, 7 de mayo de 2015

CUPCAKES LIDL



¡Hola! Vuelvo a la carga con el blog (no me había olvidado de él) y hoy os quiero recomendar un producto. Es la primera vez que lo hago (o eso creo recordar) y quiero decir antes de nada que no pretendo hacer propaganda descontrolada de ninguna marca.

Si alguna vez os hablo de un producto es porque lo he probado y me ha gustado (o no), pero actualmente no cobro por hablar sobre ninguna marca. También he de deciros que, si alguna vez me pagaran por probar productos y  hablaros de ellos, sería totalmente sincera sobre si me ha gustado o no.

Bien, vamos con el producto en cuestión; en este caso quería recomendaros las cajitas de preparado para cupcakes que venden en los supermercados Lidl y que llevo comprando desde hace tiempo (las compro de vez en cuando).


http://offers.kd2.org/fr/fr/lidl/peyB/



La verdad que son bastante económicas, creo recordar que rondan los 2€, pero no estoy segura, y de momento solo he probado las de queso. La verdad que la primera vez que los compré no andaba yo muy confiada, no me suele gustar la bollería industrial ni nada que venga ya industrializado, pero realmente este producto me sorprendió; yo considero que es ideal para quien esté comenzando en esto de la repostería y para los que ya tengan maña también, ¿por qué no? Es rápido, viene con las cantidades exactas, y el resultado es estupendo. La única "dificultad" que les veo es a la hora de poner la crema de queso que hay que tener mano con la manga pastelera (algo que todavía no controlo como veréis en las fotografías), pero vamos que eso no es problema.


Lo que si os digo es que están DELICIOSOS!  (y son un vicio) Os dejo con las fotografías del proceso:


En primer lugar os dejo las imágenes del paquete en el que viene el contenido para que veáis lo que contiene la caja y los ingredientes que hay que añadir:









Yo coloco las papelinas que vienen en la caja dentro de unos moldes para flan, para evitar que se expandan al llenarlos y al hornearlos.






















Como se ve en estas imágenes, unos cupcakes me quedaron planitos como debe ser y otros con bollito, imagino que eso debió ser en función de la colocación en la bandeja.

Lo que hice para darles mi toque personal fue rellenarlos con mermelada de fresa, y para ello me ayudé de las jeringuillas que venden especialmente para ello.













Y ya solamente quedaba cubrirlos con la crema de queso que tiene la siguiente consistencia:





Y el resultado final es:
(Como podéis ver, mi manejo de la manga pastelera es pésimo, pero lo conseguiré!!)












Y esto es todo, espero que os haya gustado y de verdad que os animo a probarlos.

Un abrazo!!




sábado, 28 de febrero de 2015

ARROZ CON CHORIZO (EXPRESS)



¡Hola de nuevo!

En esta ocasión, os traigo una vez más una receta muy sencilla y que tiene un resultado final muy resultón. 

La verdad que es perfecta para un día con prisas o para todos/as aquellos/as que no se os da muy bien el tema culinario, aunque todo es empezar y practicar.

¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES (para dos personas):


  • Chorizo para cocinar (una porción de la ristra).
  • Vino blanco (medio vaso).
  • Costilla de cerdo (opcional, serían como 3 o 4 costillas troceadas).
  • 180 gr. de arroz 
  • Agua (el doble de la cantidad de arroz que hayáis puesto, o a veces un poco más dependiendo del tipo de arroz).
  • 1 diente de ajo.
  • Colorante alimenticio.
  • Pimentón dulce (o picante).
  • Sal.

Lo primero que hay que hacer es quitar la piel al chorizo y cortarlo a trozos pequeños, los colocamos en la cazuela o sartén donde vayamos a hacer el arroz y añadimos el ajo picado o cortado muy menudo y las costillas de cerdo si vais a añadirla a la receta y sofreímos a fuego medio-alto con un chorrito de aceite, (como una cucharada sopera aproximadamente). En cuanto los ingredientes estén dorados añadimos el vino y bajamos el fuego a nivel medio y dejamos cocinar unos 10 minutos (ahí podéis esperar hasta que se evapore si queréis pero como yo tenía prisa lo dejé solamente 10 minutos).

A continuación se añade el arroz y se remueve bien, para que se impregne del jugo y seguidamente el agua, una pizca de colorante, otra de pimentón y la sal al gusto y removemos.

Dejamos cocer hasta que el arroz esté listo,los primeros cinco minutos a fuego alto y después a medio-bajo, removiendo de vez en cuando. Y cuando esté casi listo, al dente, yo lo puse al horno para que se quedara crujiente por arriba como me gusta, aunque ese paso se puede saltar y como veréis en las fotografías, no me quedó muy dorado por mi impaciencia... 




















CONSEJILLOS FINALES:

El chorizo podéis ponerlo picante si os gusta y si no, normal como hice yo.

La costilla es opcional, pero seguro que le da mucho sabor, yo no tenía y puse pechuga de pollo por rellenar y que no hubiera solamente chorizo, pero no fue buena opción pues no da nada de sabor.

La cantidad de arroz fue mucha, pero era plato único, pero eso ya depende de cada uno/a.






PD: Aprovechando que en el mes de febrero (que ya vamos a dejar atrás) se celebran en Teruel Las Bodas de Isabel de Segura o, como más coloquialmente se conocen, Los Medievales, os dejo el enlace directo a un post que hice hace ya bastante tiempo, en el que os muestro un postre típico de la ciudad AQUÍ y en el que os dejo un enlace a la web donde cuentan la bonita historia para quien no la conozca y le apetezca conocerla.




viernes, 30 de enero de 2015

MACARRONES GRATINADOS CON TOMATE Y BECHAMEL



Bienvenidos de nuevo a Dulces & Sabrosos. Hoy es el turno de una receta salada, sin duda una de mis favoritas.

Adoro la pasta, bien sea con tomate, con nata, en ensalada... me da igual como pero me encanta! Pero si es cierto que, hay una forma que me priva, y es con tomate y bechamel... umm.... :)

Además de no tener ningún misterio, os voy a dar un pequeño truquillo para quien no lo sepa y por si os queda la bechamel grumosa (a veces suele pasar, al menos a mi).

Allá vamos!


INGREDIENTES:

Para 3 / 4 personas

  • 100 gr de pasta por persona (aproximadamente), en este caso, macarrones.
  • Chorizo (opcional).
  • 250 ml tomate frito (yo recomiendo del estilo casero o, a poder ser casero 100%).
  • 60 ml de vino blanco.
  • 1/2 Cebolla.
  • 60 gr mantequilla.
  • 60 gr harina.
  • Leche.
  • Nuez moscada o canela.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Queso emmental rallado.

Lo primero ponemos a hervir la pasta en abundante agua, y mientras tanto, en una sartén pochamos la cebolla cortada en trozos no muy grandes, a fuego medio. Cuando la tengamos casi pochada, añadimos el chorizo a trozos y el chorrizo de vino blanco y dejamos cocer a fuego medio hasta que casi evapore el vino, para añadir el tomate y una pizquita de sal y remover muy bien. Mantenemos unos 5 o 10 minutos y reservamos.

Entre tanto se habrá cocido la pasta y solo hay que añadirle el sofrito de tomate y remover bien para impregnar todos los macarrones y se colocan en una bandeja apta para horno.

A continuación procedemos a realizar la bechamel, para lo que tenemos que añadir a una sartén la mantequilla a fuego medio/bajo y cuando se haya desecho añadir el harina y remover bien sin que llegue a tostarse, para ir añadiendo muy poco a poco la leche. En teoría hay que añadir la leche templada, yo no lo hago y en ocasiones me sale la bechamel perfecta sin grumos, pero si no es así ahora os contaré una solución. Salpimentamos y añadimos un poquito de nuez moscada o, en su defecto si no tenéis, un poco de canela pero cuidado! No os paséis que sino se nota mucho el sabor. Y se sigue removiendo a fuego medio hasta conseguir el punto de espesor deseado. (Cuanta más leche echéis, más bechamel os saldrá)

Ahora bien, si os queda grumosa, como la que os voy a mostrar en esta foto:






Con que la paséis con la batidora un momentín queda con una textura estupenda, y sino mirad las siguientes fotografías:







Lo siguiente que hay que hacer es verter esa bechamel por encima de los macarrones y alisar la parte de encima con una espátula:






Y ya solamente queda espolvorear con queso rallado y gratinar. 




¡Y LISTOS! ¡A COMER!










viernes, 23 de enero de 2015

TARTA DE OBLEAS CON KITKAT Y LACASITOS



¡Hola!

Vuelvo con una receta de una tarta que es muy sencilla de realizar, que queda espectacular ¡y que además está deliciosa! Sobre todo si eres muy laminero como se dice en mi tierra, vamos que te encanta lo dulce ;)

De verdad que, aunque parece que es muy complicada, es fácil fácil.

¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES:


  • Obleas 1 pack.
  • Crema de cacao y/o avellanas 2 botes.
  • KitKat 11 packs de 5 barras.
  • Lacasitos 2 bolsas.


La realización es tan sencilla como ir colocando una oblea y untarla con la crema de cacao y otra oblea y mas crema y así hasta terminar con el paquete de obleas.

No hay que poner mucha crema, ya que luego al estar todo superpuesto queda con bastante cantidad en su conjunto.

Cuando hemos terminado con las obleas, encima de la última ponemos una capa un poco más gordita de crema de cacao y yo puse también por lo lados para que las barras de KitKat se pegaran bien.

A continuación vamos colocando las barras de KitKat en los laterales y yo aconsejo sujetar con un lazo para que se fijen mejor y no se muevan. 

Y, por último ponemos los Lacasitos por encima ¡Y LISTO!! Tarta terminada.

Como veis es de lo más sencillo; yo nunca me había planteado hacerla y como tuvimos un cumpleaños que celebrar, una amiga que la había hecho me lo comentó y no lo pensé :)


Si que voy a dar unos consejos de realización ya que a mi al ser la primera vez y con algo de prisa, tuve algún fallo.

1. Yo usé 3 botes de crema de cacao de 500 gr cada uno, fue demasiado. Lo cierto es, que yo untaba muy poca crema al principio pero me parecía demasiado poca y decidí poner un poquito más, lo que hizo que después la tarta fuera un pelín más empalagosa de lo que ya es...

2. Se puede hacer con la mitad de las obleas, usando por lo tanto un solo bote de crema y los KitKar cortándolos por la mitad más o menos para que no quede tan alta y usar menos ingredientes.

3. Los Lacasitos yo usé solamente una bolsita y os he puesto dos en los ingredientes porque como veréis en las fotos, con una quedan algo escasos.




PD: podéid hacer esta misma tarta pero en vez de usar obleas, con un bizcocho!


































Espero que os haya gustado.

Un abrazo! y recordad que Dulces & Sabrosos también está en Facebook: https://www.facebook.com/DulcesySabrosos 





domingo, 16 de noviembre de 2014

CREMA DE VERDURAS Y GAMBAS


¡Esta semana traigo una receta de las sanas! Una crema deliciosa y muy suave, estupenda para tomar en los días fríos que nos acompañan estos días, sobre todo en el norte.

En mi opinión, es ideal para quien no le guste las verduras pues con la cantidad de ingredientes que lleva no sabe a los vegetales; y además es una idea perfecta para aprovechar cuando nos quedan cuatro cosillas sueltas por la nevera.


La receta es muy muy sencilla, os dejo con los INGREDIENTES:


  • 1 calabacín mediano o grande
  • 1/2 cebolla dulce
  • 5 o 6 champiñones
  • 1 pimiento verde no muy grande
  • 2 patatas medianas
  • Sal y pimienta
  • Mantequilla
  • 3 o 4 palitos de cangrejo
  • Un puñadito de gambas peladas
  • Crema de las cáscaras de gambas grandes o langostinos *
  • 200 ml nata para cocinar
  • 1 vaso de leche (yo usé leche entera)
  • 3 quesitos
  • 1 cucharada de queso cremoso


(con estos ingredientes sale para unas 2 o 3 raciones aproximadamente)


Lo primero que hay que hacer es, lavar todos los vegetales (ya sé que los champiñones es mejor no lavarlos porque se supone que pierden sabor, pero yo soy algo maniática con las frutas y verduras que no son del huerto de casa pues a saber las cantidades de sulfatos y productos químicos que llevan, así que yo lo lavo todo) y cortarlos en trozos (no hace falta que sean muy pequeños) y los ponemos en una cazuela con agua (hasta que justo los cubra) y ponemos un poco de sal, al gusto y cocemos a fuego medio. 

Deben estar en el fuego hasta que queden bien cocidas, sobre todo la cebolla y el pimiento que les cuesta más.

Por otro lado, yo aproveché las cabezas y las cáscara de unos gambones que me  hice a la plancha, y lo que hice fue *una vez cocidos, los pelé y trituré las cáscaras con un poco de agua, hasta que quedó muy fino y lo colé. Ese jugo lo trituré de nuevo con los palitos de cangrejo y las gambas peladas (las que yo usé eran congeladas, pero si las usáis frescas mejor que mejor), y lo reservé para agregar luego al resto de la crema.

Una vez estén cocidas las verduras las trituré, añadiendo poco a poco según veía necesario el propio agua de la cocción donde se quedan muchas de las propiedades de los vegetales, hasta conseguir la textura deseada. Una vez bien triturado todo añadí un poco de pimienta, media cucharada de mantequilla, la nata, los quesitos y el queso cremoso y volví a triturar bien, si queda muy espesa podéis ir añadiendo leche poco a poco, yo puse un vaso pero eso depende del gusto de cada uno. 

Finalmente añadimos la crema de marisco y volvemos a triturar y si es necesario añadimos un poco más de sal, aunque no le hace falta porque la crema de marisco le da mucho sabor.

El resultado es una crema muy suave y deliciosa, como os he dicho.

Espero que os guste, un abrazo!























domingo, 9 de noviembre de 2014

PANCAKES




Hola! Hoy os traigo una propuesta dulce, que hace tiempo que no os traía.

La receta de esta semana es una de esas recetas básicas, que (en mi opinión) cualquier cocinitas debe saber hacer y pues te sacará de más de un apuro, además de ser muy rápida y fácil de hacer.




Vamos con los INGREDIENTES:


  • 200 gr de harina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 cucharada de sal
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 vaso de leche
  • 2 huevos
  • Mantequilla


En primer lugar, hay que batir los huevos con el azúcar y la sal (yo los bato hasta que queden espumosos) y añadimos el vaso de leche y el aceite de oliva y volvemos a batir.

A continuación vamos añadiendo poco a poco el harina y la levadura que previamente habremos tamizado, y lo mezclamos muy bien.


En una sartén antiadherente, a fuego medio ponemos un poco de mantequilla y cuando se derrita vertemos un cazo de la masa.

Esperamos hasta que aparezcan unas burbujas por los bordes (como se puede apreciar bien en la imagen) y le damos la vuelta.







Y el resultado es:












Las pancakes, es cierto que se pueden comer tanto con acompañamiento dulce como salado. En este caso yo las acompañé con Nutella y con melocotones que previamente puse a trozos en un bol con azúcar y metí al microondas unos 30 segundos y espolvoreadas con azúcar glace. Estaban..... bueniisimas! 
























Otra sugerencia de preparación sería con Philadelphia con mermelada de fresa.



PD: disculpad por las fotografías porque algunas me salieron borrosas, pero os recomiendo verdaderamente que probéis a comer las tortitas como os recomiendo porque están deliciosas!